top of page

Yeti: ¿Mito o realidad?

Esta misteriosa criatura es indiscutiblemente una de las más habladas alrededor del mundo. Las apariciones de sus parientes cercanos en la cadena evolutiva han sido registradas en varias partes del planeta, sin embargo el llamado abominable hombre de las nieves parece tener su hogar en los recónditos parajes del Himalaya. 


El Yeti o Metob Kangmi, que literalmente significa abominable hombre de las nieves, denominación con la que se refieren los nativos en el Himalaya a este escurridizo personaje. Existen varios testimonios de avistamientos del Yeti principalmente en el Himalaya y en algunas regiones de China, Mongolia, el Cáucaso e incluso Siberia.  


El primer avistamiento más preciso de este animal fue en 1921 por el teniente coronel Howard-Bury, quien mientras escalaba la cara norte del Everest, observó junto con sus soldados, un grupo de puntos negros. Cuando llegaron al lugar situado a 6900 metros de altura, su sorpresa fue inmensa al encontrar huellas de considerables dimensiones y claramente no humanas. 


Cuatro años después, en 1925, el hindú A.Tombazi, expedicionario y botánico de la Royal Geographical Society, observó a poco más de doscientos metros de distancia una figura humanoide oscura, con el cuerpo cubierto de pelo y sin ropa, que caminaba erguida mientras arrastraba unos arbustos. Este avistamiento fue en el glaciar Zemu, a 4,500 metros de altitud, y de la misma tan sólo quedaron como evidencias huellas en la nieve de 17 centímetros de largo. 


Así como estos casos han existido varios más registrados hasta la actualidad. Los Yeti siguen siendo tema recurrente hasta el punto de que cuando surge alguna noticia las investigaciones siguen. Lo cierto es que en los últimos 100 años se han logrado recopilar algunas evidencias y varios testimonios de las personas que se han encontrado con está criatura. 


La mayoría de las descripciones recogidas coinciden en mostrar al Yeti como sí de un hombre salvaje se tratara: bípedo,robusto y con el cuerpo cubierto de pelo oscuro. Evita a los hombres y posiblemente es la principal causa de su supervivencia, mostrando una gran destreza y comunicándose con sonidos incomprensibles para los humanos.


A pesar de existir varias evidencias, realmente no se ha podido llegar a una conclusión exacta sobre está escurridiza criatura. Lo que nos lleva a seguir cuestionándonos y seguir explorando los alrededores del Himalaya para encontrar respuestas.



Por Rebeca Téllez

Opmerkingen


bottom of page