top of page

Vivir en espacios verdes prolonga la vida de las personas.


De acuerdo con un estudio realizado por la Asociación Americana del Corazón de los Estados Unidos, vivir cerca de áreas verdes podría añadir poco más de 2 años a la vida de las personas.


Y es que luego de analizar la sangre de al menos 900 personas en 4 ciudades de la Unión Americana, los científicos encontraron que el envejecimiento biológico alteró menos a nivel molecular, a las personas que habitaban más cerca de las áreas verdes.



Habla David Rojas-Rueda, profesor de epidemiología en la Universidad Estatal de Colorado:


“Existen grandes beneficios sobre la reducción de la mortalidad prematura gracias a los espacios verdes. La edad biológica de una persona puede ralentizarse gracias a la naturaleza, pues ésta ayuda a correr un riesgo menor para desarrollar enfermedades cardiovasculares, alzheimer y hasta cáncer”

-David Rojas-Ruda, Epidemiólogo de la Universidad Estatal de Colorado


Ante los buenos resultados de esta investigación los expertos sugirieron que es necesario salvar las áreas verdes que le quedan al Planeta tierra, incluido el Amazonas, los bosques, los campos de cultivo y hasta las pequeñas áreas verdes que tienen las ciudades como parques, huertos, muros verdes, árboles, jardineras entre otros.


Así que esta información vuelve a reafirmar los grandes beneficios para la salud que tiene el vivir rodeados de la vegetación y luchar por la supervivencia de estos espacios.


Información para Tercer Milenio 360 Internacional.

Ilse Roldán Vargas


bottom of page