top of page

Trovants: las piedras vivientes

Las trovants son unas formaciones rocosas que se encuentran en Rumanía, en la región de Valcea. Se caracterizan por su forma redondeada y su color marrón rojizo.

Las trovants son rocas sedimentarias que se formaron hace millones de años, cuando la región de Valcea estaba cubierta por un mar. Las rocas se formaron a partir de pequeños fragmentos de piedra que se acumularon en el fondo del mar.

Las trovants tienen una característica única: crecen. Las piedras absorben el agua de lluvia, que contiene minerales. Estos minerales se acumulan en la superficie de la roca, lo que hace que la roca aumente de tamaño.

Las trovants pueden crecer hasta varios centímetros al año. Las más grandes pueden alcanzar los 10 metros de altura.

Las trovants son un fenómeno natural único que ha fascinado a la gente durante siglos. Se les conoce como "piedras vivientes" porque parecen crecer y moverse por sí mismas.



La ciencia aún no ha explicado completamente cómo crecen las trovants. Una teoría es que las rocas absorben el agua de lluvia a través de pequeñas grietas en su superficie. El agua de lluvia contiene minerales, que se acumulan en la superficie de la roca, lo que hace que la roca aumente de tamaño.

Otra teoría es que las trovants crecen debido a la expansión de los minerales que las componen. Los minerales se expanden cuando se exponen al agua, lo que hace que la roca aumente de tamaño.

Sea cual sea la explicación, las trovants son un fenómeno natural fascinante que sigue siendo un misterio para los científicos.

bottom of page