top of page

Perros y Astaxantina

La astaxantina, un carotenoide natural con propiedades antioxidantes se obtiene de algunas algas y se utiliza en suplementos alimenticios tanto para humanos como para animales. Este antioxidante juega un papel crucial en la salud y recuperación de mascotas, incluyendo su uso en casos de enfermedad o postoperatorios.


Los perros, en particular, pueden beneficiarse de la astaxantina de varias maneras:


1. Ayuda a mantener la salud de la piel y el pelaje, gracias a sus propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar inflamaciones e irritaciones causadas por alergias o plagas.


2. Contribuye a una piel hidratada y un pelaje más brillante y hermoso.


3. Favorece la salud de las articulaciones, reduciendo la inflamación y el dolor, lo cual es vital

para la movilidad y calidad de vida de los perros, especialmente en condiciones como la artritis.


4. Fortalece el sistema inmunológico del perro, protegiéndolo de infecciones y enfermedades y mejora la salud ocular al proteger los ojos del daño por radicales libres y aportar nutrientes esenciales como la vitamina A.



Es importante considerar que los efectos de la astaxantina varían según las necesidades y condiciones de salud específicas de cada perro.


Según estudios científicos y expertos, la astaxantina es segura para los perros en niveles nutricionales adecuados y está aprobada por la FDA de EE. UU. bajo su designación GRAS (generalmente reconocida como segura). Sin embargo, la astaxantina como suplemento en la dieta de su mascota y la dosis adecuada debe ser determinada por un Médico Veterinario, quien considerará las necesidades individuales de cada mascota.


Por MVZ ESP. Elsa Diéguez B.

bottom of page