top of page

“No se trata de ciencia ficción... Es algo que los científicos pueden llegar al fondo de ello”.



Avi Loeb, Astrofísico, Profesor de Ciencias en la Universidad de Harvard, declaró durante una entrevista con Michael Smerconish de CNN el pasado 29 de julio, que el estudio del Fenómeno Aéreo No Identificado (UAP por sus siglas en inglés) no es algo que dependa de la opinión pública sino de las evidencias, mismas que pueden y deben ser analizadas por la ciencia.


“No se trata de ciencia ficción, de lo que la gente diga u opine en programas de entrevistas o lo que los políticos discutan en el congreso. Es algo que los científicos pueden llegar al fondo de ello”.



En la breve plática, el líder del Proyecto Galileo -The Galileo Project (harvard.edu)-, dio un avance de lo encontrado en una expedición que lideró para recuperar y estudiar fragmentos metálicos en el suelo marino del océano pacífico, después de que una “bola de fuego” captada por radares y sensores del gobierno norteamericano, proveniente del espacio exterior se impactase cerca de la costa de Papúa, Nueva Guinea a principios del 2014.



“Nos adentramos en el Pacífico para encontrar los restos de un meteoro interestelar, un meteoro que, con base en información satelital del gobierno de los Estados Unidos, se movía demasiado rápido para que su órbita estuviera ligada al sol. De hecho, encontramos la concentración de más que sólo "gotas" de la superficie del objeto cuando estuvo expuesto a la bola de fuego, rodeándola como resultado de su fricción con el aire y encontramos más de estas pequeñas esferas a lo largo de la trayectoria del meteoro". Comentó Loeb al presentador de la cadena norteamericana.





"Fue una tarea muy desafiante, estamos hablando de partículas del tamaño de granos de arena, de menos de un milímetro, a lo largo de una zona de poco más de 11 kilómetros y una profundidad de más de 1 kilómetro y medio, pero nos las arreglamos para traer a casa 700 de estas esferas y durante los últimos dos meses, en la Universidad de Harvard, hemos usado los mejores instrumentos del mundo para averiguar su composición. Y ¿adivinen qué? Estamos en la posibilidad de demostrar que proviene de más allá del sistema solar”. Declaró el ex director del Departamento de Astronomía de Harvard.











Comentarios


bottom of page