top of page

Mezcal: Del Boom al Declive, la Crisis del Agave Silvestre

El consumo mundial de mezcal ha experimentado un asombroso aumento del 700 por ciento entre 2015 y 2022, según la Comisión Reguladora en México. Este auge, que ha convertido al mezcal en un símbolo de estatus y calidad, ha llevado a una preocupante escasez del agave silvestre, la planta esencial para su producción.


En náhuatl, "mezcal" significa "agave cocido". Sin embargo, las plantas necesarias para elaborar el mejor mezcal del mundo están al borde de la extinción. Los recolectores se enfrentan al desafío de encontrar especímenes maduros, como arroqueños escondidos en colinas remotas y tobalas colgadas en barrancos, convirtiendo la cosecha en un secreto bien guardado.


Daniel Quezada, director ejecutivo de la Comisión Nacional de Biodiversidad de México, alerta sobre la desaparición gradual de poblaciones de agave, lo que conduce a un aumento de precios y una explotación aún mayor.


La creciente demanda de mezcal ha llevado a empresas estadounidenses a adquirir tierras y destilerías en Oaxaca para asegurar su suministro. Sin embargo, este fenómeno ha resultado en la limpieza de áreas naturales y la plantación de agaves más fáciles de cultivar, lo que ha generado mezcales más baratos pero menos interesantes.


A pesar de estos desafíos, algunos mezcaleros continúan trabajando con agaves silvestres, mientras otros intentan reforestar áreas montañosas recolectando y esparciendo semillas de plantas en peligro de extinción. La preocupación por la preservación de esta planta única, esencial para uno de los licores más apreciados del mundo, sigue siendo un tema crucial.

bottom of page