top of page

La NASA está desarrollando "El hijo del Concorde"



En el mundo de la aviación, la despedida del icónico avión supersónico Concorde en el año 2003 dejó un vacío que muchos han esperado llenar durante 2 décadas. La búsqueda de un sucesor para este legendario avión supersónico ha sido un desafío apasionante y, finalmente, parece estar tomando forma con avances tecnológicos y nuevos diseños que prometen revolucionar los viajes aéreos.  


Uno de los más relevantes y que tiene como objetivo lograr velocidades supersónicas de manera silenciosa, es el proyecto X-59 Quesst desarrollado por la NASA, también llamado por los ingenieros como el Hijo del Concorde. 




El desarrollo del prototipo comenzó en el año 2019 y hasta ahora es uno de los pocos proyectos de desarrollo aeronáutico, con el objetivo de sentar nuevas bases para la creación de una aeronave comercial capaz de alcanzar velocidades supersónicas.


El Concorde, famoso por sus velocidades de crucero supersónicas de Mach 2 o 2450 km/h, reducían significativamente el tiempo de vuelo entre continentes, un ejemplo de esto, era el vuelo entre Nueva York y Londres, el cual llegó a recorrer el trayecto en tan solo dos horas 40 min, cosa que un avión comercial actual recorre normalmente en 6 horas. Los desarrolladores del hijo del concorde esperan que se pueda realizar este vuelo en tan solo una hora y 30 minutos, haciéndolo mucho más rápido que su antecesor.



Sin embargo, la aviación supersónica en la actualidad enfrenta obstáculos significativos, como la generación de ruido sónico, preocupaciones medioambientales y regulaciones que deben abordarse para garantizar su viabilidad y aceptación a largo plazo.  


El regreso de la aviación supersónica promete cambiar la forma en que experimentamos los viajes aéreos, acortando distancias y redefiniendo los límites del tiempo. Sin embargo, mientras esperamos el próximo gran avance en este campo, queda por ver cómo se resolverán los desafíos técnicos y regulatorios para hacer realidad estos emocionantes proyectos.


Комментарии


bottom of page