top of page

La fascinante historia de los venusianos en 1954

Dolores Barrios es un nombre que ha sido mencionado en círculos de ufología y teoría de la conspiración, especialmente en relación con supuestos avistamientos del "Hombre Venus" en la década de 1950. La historia de Barrios comienza en la Convención OVNI de 1954 en Palomar Mountain, California.


Dolores Barrios

En esta conferencia, el ufólogo George Adamsky afirmó haber tenido encuentros con extraterrestres y le mostraron imágenes de lo que describió como venusinos. Entre los participantes del encuentro se encontraba Dolores Barrios, pero los dos asistentes, Donald Moran y Bill Jackmart, que llamaron la atención por su inusual apariencia, llamaron la atención de los presentes. Según los registros, la apariencia de Dolores Barrios coincide con la descripción de Adamski de una venusina: un rostro pálido, grandes ojos almendrados y una estructura ósea facial única.


La aparición de Barrios y sus compañeros generó especulaciones y rumores de que podrían ser extraterrestres. Cuando se les preguntó directamente si eran venusinos, su respuesta fue no, pero así comenzó la leyenda. No hay evidencia concreta que respalde la afirmación de que Dolores Barrios, Donald Moran y Bill Jackmart sean de otro planeta. Las historias y fotografías de este evento se han convertido en una parte interesante y duradera del folklore ovni.


Luego de que João Martins, un periodista brasileño, les preguntaran de dónde venían, y que si era verdad que eran venusianos. Barrios y sus dos compañeros se enojaron visiblemente y se dirigieron hacia el bosque que rodeaba la sede del Congreso. A partir de entonces nadie más los vio. Unos días después, ocurrió un incidente aún más extraño en la misma zona: algunas personas informaron haber visto un OVNI despegar del bosque y desaparecer en el cielo. Intentaron buscar registros de Dolores Barrios, Donald Moran y Bill Jackmart, pero no encontraron información sobre ellos.


Si bien estas historias son interesantes, también es importante abordar los casos de Dolores Barrios, Donald Moran y Bill Jackmart con escepticismo. La falta de evidencia verificable y la naturaleza anecdótica de estos relatos hacen que este relato quede en meras especulaciones y en una gran leyenda urbana acerca de personas fuera de este mundo.

Comentários


bottom of page