top of page

La enfermedad del ciervo zombie: una realidad preocupante

La enfermedad del ciervo zombie, también conocida como caquexia crónica (CWD), es una encefalopatía espongiforme transmisible (EET) que afecta a los ciervos, alces y caribúes. La enfermedad es causada por un prión, un tipo de proteína que puede causar la muerte de las células nerviosas.



Los ciervos afectados por la CWD muestran una serie de síntomas, entre ellos:


  • Pérdida de peso progresiva

  • Cambios en el comportamiento

  • Letargo

  • Hiperexcitabilidad

  • Incapacidad para levantar la cabeza y mantener la mirada fija

La CWD es una enfermedad mortal y no existe cura conocida. Los ciervos afectados por la enfermedad suelen morir en un plazo de 12 a 18 meses. Es una enfermedad preocupante porque se está extendiendo rápidamente. La enfermedad se ha detectado en ciervos en libertad y en cautiverio en los Estados Unidos, Canadá, Corea del Sur y Rumania.


La CWD se transmite a través del contacto con fluidos corporales infectados, como la saliva, la orina y la sangre. También puede transmitirse a través de la alimentación de animales infectados.


No existe evidencia de que la CWD pueda transmitirse a los humanos. Sin embargo, los científicos están investigando la posibilidad de que la enfermedad pueda representar un riesgo para la salud humana.


Prevención y control


No existe una forma de prevenir la CWD en los ciervos. Sin embargo, existen medidas que se pueden tomar para controlar la propagación de la enfermedad, entre ellas:


  • Eliminación de ciervos infectados

  • Monitoreo de la salud de los ciervos

  • Educación del público sobre la enfermedad

bottom of page