top of page

La crisis mundial de escasez de agua

El agua es un recurso vital para la vida humana, pero su disponibilidad está disminuyendo rápidamente en todo el mundo. Según la Organización de las Naciones Unidas, casi 2.400 millones de personas viven en países que sufren estrés hídrico, lo que significa que tienen acceso limitado a agua potable segura.

La escasez de agua se debe a una serie de factores, entre los que se incluyen el cambio climático, el crecimiento de la población y el aumento de la contaminación. El cambio climático está provocando un aumento de las temperaturas y una disminución de las precipitaciones, lo que está reduciendo la disponibilidad de agua dulce. El crecimiento de la población está ejerciendo una mayor presión sobre los recursos hídricos, ya que más personas necesitan agua para beber, cocinar, lavarse y cultivar alimentos. La contaminación también está degradando la calidad del agua, lo que la hace menos apta para el consumo humano.

Los efectos de la escasez de agua ya se están sintiendo en todo el mundo. En algunas regiones, la escasez de agua está provocando conflictos entre los países y las comunidades. En otras regiones, la escasez de agua está obligando a las personas a desplazarse de sus hogares. La escasez de agua también está teniendo un impacto negativo en la agricultura, la industria y la salud pública.

Para hacer frente a la crisis mundial de escasez de agua, es necesario tomar medidas urgentes. Estas medidas deben incluir la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la mejora de la eficiencia en el uso del agua y la protección de los recursos hídricos.



Algunas medidas que se pueden tomar para hacer frente a la crisis mundial de escasez de agua son las siguientes:

  • Invertir en energías renovables: Las energías renovables, como la energía solar y la energía eólica, no producen gases de efecto invernadero, lo que ayuda a reducir el cambio climático.

  • Mejorar la eficiencia en el uso del agua: Las empresas y las personas pueden tomar medidas para reducir su consumo de agua, como instalar dispositivos de ahorro de agua y reparar las fugas de agua.

  • Proteger los recursos hídricos: Los gobiernos pueden tomar medidas para proteger los recursos hídricos, como crear reservas de agua y regular la contaminación.

La crisis mundial de escasez de agua es un problema complejo que requerirá un esfuerzo global para resolverlo. Sin embargo, si se toman medidas urgentes, es posible evitar los peores efectos de esta crisis.


La Ciudad de México, la capital de México, es una de las ciudades más grandes del mundo, con una población de más de 20 millones de habitantes. La ciudad se encuentra en un valle rodeado de montañas, lo que limita su acceso al agua. Además, el cambio climático está provocando una disminución de las precipitaciones en la región, lo que está agravando la escasez de agua.

En los últimos años, la Ciudad de México ha experimentado una serie de episodios de escasez de agua. En 2019, la ciudad tuvo que reducir el suministro de agua a la mitad de sus habitantes durante dos semanas. En 2022, la ciudad tuvo que implementar un plan de racionamiento de agua que redujo el suministro de agua a la mayoría de los hogares a solo dos días a la semana.


Los efectos de la escasez de agua en la Ciudad de México son significativos. Los habitantes de la ciudad tienen que hacer cola para recoger agua de los camiones cisterna, y las empresas tienen que reducir su producción. La escasez de agua también está teniendo un impacto negativo en la salud pública, ya que las personas tienen que beber agua embotellada, que puede ser más cara y menos segura que el agua del grifo.

En el futuro, la Ciudad de México tendrá que tomar medidas para reducir su consumo de agua y proteger sus recursos hídricos. Estas medidas pueden incluir:

  • Incentivar a las empresas y los hogares a reducir su consumo de agua.

  • Reparar las fugas de agua en las tuberías.

  • Recuperar el agua de lluvia y las aguas residuales.

  • Crear nuevas fuentes de agua, como la desalinización del agua de mar.

bottom of page