top of page

La caza de ballenas en Islandia a través de los ojos del mundo: Un mar de dudas.

En septiembre de 2023, Islandia retomó la caza comercial de ballenas tras una pausa de dos años. Esta decisión ha generado controversia, enfrentando críticas de grupos defensores de los animales y algunos países, mientras que otros la respaldan como una tradición cultural y una forma de control de la población de ballenas.

caza de ballenas islandia

La caza de ballenas ha sido una parte integral de la cultura islandesa durante siglos. Históricamente, las ballenas proporcionaban a las comunidades locales una fuente esencial de alimento, aceite y otros productos. Sin embargo, la caza de ballenas disminuyó drásticamente en el siglo XX debido a la sobreexplotación y la creciente presión internacional. En 1986, Islandia se convirtió en el primer país en reanudar la caza comercial de ballenas después de una moratoria de 20 años impuesta por la Comisión Ballenera Internacional (CBI).


La caza de ballenas en Islandia se limita a dos especies: la ballena de aleta (Balaenoptera physalus) y la ballena común (Balaenoptera physalis), ambas clasificadas como de menor preocupación por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Se han establecido cuotas específicas para la caza de cada especie: 15 ballenas de aleta y 20 ballenas comunes por año. Además, la caza debe realizarse con métodos "humanos" y eficientes, utilizando rifles de aire comprimido especiales para disparar a las ballenas desde barcos.


El gobierno islandés y algunos sectores de la población defienden la caza de ballenas como una tradición cultural que ha sido parte de la isla durante siglos. Argumentan que la caza de ballenas es una forma sostenible de utilizar los recursos marinos y que las poblaciones de ballenas son lo suficientemente grandes para soportar esta actividad.


Por otro lado, los grupos defensores de los animales y algunos países critican la caza de ballenas por considerarla cruel e innecesaria. También señalan que las poblaciones de ballenas aún no se han recuperado por completo de la caza comercial del siglo XX y que la caza actual podría ponerlas en riesgo.


La reanudación de la caza de ballenas por parte de Islandia ha sido objeto de críticas internacionales, con varios países y organizaciones internacionales expresando su oposición. En 2023, Australia presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) contra Islandia por la caza de ballenas, y la demanda aún está en curso. Además, esta práctica ha tenido un impacto negativo en el turismo de Islandia, con algunos viajeros que boicotean el país debido a la caza de ballenas.


El futuro de la caza de ballenas en Islandia es incierto. La presión internacional y las acciones legales podrían obligar al país a reconsiderar su política de caza de ballenas. Mientras tanto, la controversia en torno a esta práctica continúa, reflejando un conflicto entre la preservación de tradiciones culturales y la protección de la vida marina.


MVZ ESPECIALISTA Elsa Diéguez B.

Comments


bottom of page