top of page

En 2029, el asteroide 99942 Apophis, con 375 metros de diámetro, se acercará más que algunos satélites,

El viernes 13 de abril de 2029, es un momento temido por muchos ya que el asteroide vinculado a malos augurios será visible en tres continentes, en un evento sin precedentes. A las 5:45 el asteroide 99942 Apophis (Apofis), llamado así en honor al dios egipcio del caos y la destrucción, hará su acercamiento más cercano a la Tierra, pasando a solo 31.600 kilómetros de distancia.

Con un diámetro de 375 metros de diámetro, Apofis es considerado un coloso entre los asteroides, siendo mayor que el 90 % de estas rocas espaciales. Descubierto hace exactamente 20 años, el asteroide destaca no solo por su tamaño, sino también por su trayectoria, que le llevará a pasar entre la Tierra y la órbita de nuestros satélites geoestacionarios, atravesando el cielo nocturno durante unas horas, donde será visible a simple vista para miles de millones de personas en Europa, África y Asia si las condiciones meteorológicas lo permiten.





Apofis causó alarma ya que los cálculos preliminares sugerían un posible impacto con la Tierra en los años 2029, 2036 o 2068, colocándolo rápidamente en la lista de asteroides potencialmente peligrosos. Fue clasificado inicialmente en el nivel 2 de en la escala de riesgo de Torino donde un puntaje de 0 indica una probabilidad casi nula de colisión y un 10 representa una colisión segura con consecuencias catastróficas a nivel global, tanto en tierra como en el océano.

El nivel 2, aunque considerado bajo, se asigna a objetos que pasan cerca de la Tierra y requieren una vigilancia más intensa. Sin embargo, revisiones adicionales en diciembre de 2004 elevaron su nivel a 4, reflejando un riesgo del 1.6 % de impacto en 2029.


En vista de la cercanía y las características únicas de Apofis, tanto la NASA como la Agencia Espacial Europea han puesto en marcha misiones para estudiar más de cerca al asteroide. La misión OSIRIS-APEX de la NASA, que previamente visitó el asteroide Bennu, ha sido reconfigurada para pasar 18 meses orbitando alrededor de Apofis. 

Por su parte, la ESA está considerando la misión RAMSES (Rapid Apophis Mission for SEcurity and Safety), que se lanzaría en 2027 para encontrarse con el asteroide. Además, un equipo de la Universidad Julius-Maximilians de Würzburg está desarrollando el proyecto "NEAlight", que propone tres conceptos de pequeños satélites para estudiar Apofis durante su paso cercano. 

El tiempo de estudio se espera que la atracción gravitatoria de la Tierra no solo altere la órbita del asteroide, sino también que provoque cambios significativos en su estructura, como terremotos y deslizamientos de tierra, lo cual podría ofrecer datos valiosos sobre su composición y dinámica. Del mismo modo, estudiar estos efectos podría proporcionar información valiosa para futuras estrategias de defensa planetaria

Comentários


bottom of page