top of page

El misterio de la señal wow

La señal "Wow!" es uno de los misterios más fascinantes y enigmáticos en la historia de la astronomía. Esta señal de radio única y desconcertante fue detectada por primera vez el 15 de agosto de 1977 por el radiotelescopio Big Ear de la Universidad Estatal de Ohio en Estados Unidos.

El nombre "Wow!" proviene de la reacción entusiasta que el astrónomo Jerry R. Ehman escribió en el margen de la impresión del gráfico de datos del telescopio cuando vio la señal. La señal en cuestión duró aproximadamente 72 segundos y era extraordinariamente fuerte y estrecha, cuya intensidad se elevó significativamente por encima del ruido de fondo normal.

Lo más intrigante de esta señal es que su origen y naturaleza no han sido explicados de manera concluyente hasta el momento. La frecuencia de 1.420 MHz en la que fue detectada coincide con la frecuencia de emisión natural del hidrógeno, lo que llevó a especulaciones sobre la posibilidad de que esta señal fuera un mensaje extraterrestre.

Sin embargo, a pesar de numerosas búsquedas exhaustivas en el mismo punto del cielo y en otras áreas del espacio, la señal "Wow!" nunca se ha vuelto a detectar. Esto ha llevado a debates continuos entre los científicos sobre su origen y validez como posible contacto extraterrestre.



Varias hipótesis han intentado explicar esta misteriosa señal. Algunos sugieren que podría haber sido causada por un fenómeno natural transitorio, como una emisión de radio proveniente de un cometa o un evento astrofísico aún desconocido. Otros argumentan que pudo haber sido una señal de origen humano, como un satélite o un avión.

Los intentos por resolver este enigma han sido constantes. Se han realizado búsquedas repetidas en la misma región del espacio donde se detectó la señal "Wow!", así como esfuerzos por utilizar tecnologías más avanzadas y sensibles para captar señales similares en el universo.

Además, el avance de la tecnología y la astronomía ha permitido el desarrollo de métodos más sofisticados para analizar y comprender las señales cósmicas. Los telescopios modernos y los proyectos de escucha de radio como SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence) continúan explorando el espacio en busca de señales similares que puedan arrojar luz sobre el origen de la señal "Wow!" y, posiblemente, confirmar la existencia de vida extraterrestre inteligente.

En resumen, la señal "Wow!" sigue siendo uno de los mayores enigmas en la historia de la astronomía. A pesar de décadas de estudio y especulación, su origen continúa siendo un misterio sin resolver, alimentando la curiosidad de científicos y entusiastas del espacio sobre la posibilidad de un contacto extraterrestre y la existencia de formas de vida más allá de nuestro planeta.

bottom of page