top of page

El impacto del Cambio Climático en los osos polares

Un nuevo descubrimiento sacude al mundo y es que los osos polares no pueden prosperar en tierra firme. Esto es preocupante, puesto que el hielo marino se está derritiendo a un ritmo acelerado.


Los osos polares viven en 19 regiones desde Canadá hasta Groenlandia. Algunas especies viven en hielo permanente, mientras que otras viven en el hielo estacional, como es el caso de los osos polares de Manitoba.


Los osos polares de Manitoba, Canadá, están sufriendo un gran cambio debido al calentamiento global. Durante los meses de verano los osos polares se ven obligados a ir a

tierra firme y subsistir de su reservas de grasas obtenidas durante el invierno por la caza de

focas en hielo marino de la bahía de Hudson.


Lamentablemente al momento de tocar tierra firme, las condiciones no son óptimas para la

supervivencia de los osos polares, ya que tienen una alimentación precaria. Este proceso es

normal, cada año se ven forzados a pisar tierra firme, sin embargo cada vez la espera es más larga debido al derretimiento del hielo marino por el incremento de temperatura en la

zona. El deshielo empieza antes y se solidifica mucho más tarde en el año.


Hay varios estudios que demuestran que el Ártico se está calentando el doble de rápido que cualquier otro lado del planeta. Este cambio dejó a varios científicos con la tarea de ver la adaptación de los osos polares a este cambio y los resultados no son nada favorables para

la especie.



Un estudio publicado en Nature en febrero del 2024, demostró que a pesar de que los osos

polares se comportan como cualquier otra especie de oso en tierra firme; buscando comida

y lugares de descanso, gastan más energía de lo que ingieren. Durante los meses de la investigación los osos estudiados perdieron una media de más de un kilo por día.


Este estudio fue realizado colocando rastreadores de vídeo con GPS a 20 osos de la Bahía

de Hudson durante períodos de tres semanas en los veranos de entre 2019 y 2022. Permitiéndole a los científicos rastrear un comportamiento más preciso de la especie.


El estudio también demostró que el comportamiento de los osos variaba mucho, tres osos

nadaron distancias largas en aguas abiertas. Un video reveló que uno de los osos encontró una beluga muerta, pero no pudo comer de ella, confirmando nuevamente que los osos polares no pueden alimentarse dentro del agua.


La mayoría de los machos adultos pasaban la mayoría de su tiempo descansando, lo que ayudaba a la conservación de sus reservas energéticas, pero mostraba que el 70% de los osos usaban su energía en busca de alimento, a pesar de existir opciones ninguno se compara con la cantidad energética que puede dar la grasa de las focas.


El director del estudio, Anthony Pagano, biólogo investigador de fauna salvaje del Servicio Geológico de Estados Unidos. en Anchorage (Alaska). afirma que los osos no podrán encontrar alimento que necesitan para subsistir. Poniendo en riesgo sobre todo a los osos más jóvenes, que podrían llegar a sufrir desnutrición, lo que podría afectar a poblaciones enteras.


Está majestuosa especie se está viendo obligada a desplazarse cada vez más a nuevos territorios terrestres en busca de alimento, aumentando la probabilidad de enfrentamientos peligrosos con los seres humanos.


Debido a todo esto, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) clasifica a los osos polares como vulnerables a la extinción.


Por Rebeca Téllez

@becky.tellez

Comentários


bottom of page