top of page

El Día Cero para el Valle de México podría llegar el 26 de junio de 2024


De no disminuir la sequía y si la temporada de lluvias que inicia el 15 de mayo no recarga las presas que integran el Sistema Cutzamala, el fin del agua sería dentro de 138 días.

Sí, el momento en que al abrir una llave en cualquier lugar de la Ciudad de México y su zona conurbada no se escuche más que ese sonido de vacío, de aire, de nada.


La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) informó que al corte del 5 de febrero, las tres principales presas del Sistema Cutzamala tienen un almacenamiento conjunto de 307.42 millones de metros cúbicos, lo que representa 39.3 por ciento de su capacidad de llenado.

Un déficit del 36.9 por ciento, ya que el promedio histórico para esta fecha es de 595.94 millones de metros cúbicos, 76.2 por ciento del almacenamiento, aseguró Citlalli Peraza Camacho, directora del Organismo Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM).


En tanto, el agua de las presas del Sistema Cutzamala continúa agotándose, la sequía severa y excepcional se intensifica en la cuenca del río, donde se ubican los embalses Villa Victoria, Valle de Bravo y El Bosque, que suministran una cuarta parte del agua que requiere el Valle de México.



Al 31 de enero de 2024, la sequía extrema y excepcional persiste en el noroeste, noreste y centro de México, un 28.98 por ciento del país.

En tanto, 31.47 por ciento del territorio nacional tiene sequía moderada y severa, y 15.76 por ciento está en condiciones anormalmente secas, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la que forma parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), durante la sesión semanal del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas (CTOOH).


Específicamente la sequía moderada y severa se incrementó en Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo y Puebla, mientras que la excepcional aumentó en Querétaro e Hidalgo.

En contraste, la sequía moderada y severa disminuyó en Tlaxcala y el oriente de Puebla.

 

Respecto de las lluvias, el SMN expuso que, del 1 de enero al 4 de febrero de 2024, se presentó 41.4 % menos lluvia que lo registrado habitualmente en ese lapso.

La medición de la sequía se realiza en cinco escalas, siendo de menor a mayor rango: anormalmente seco, sequía moderada, sequía severa, sequía extrema y sequía excepcional.


Por Alberto Montoya

@albertomontmex

Kommentare


bottom of page