top of page

Crisis climática: cáncer por agua y aire envenenado en Bangladesh


Una investigación realizada por la Universidad de Norwich, advierte que la crisis climática está aumentando el riesgo de que millones de personas en Bangladesh presenten casos de cáncer de piel, vejiga y pulmón, debido a la ingesta de agua contaminada con arsénico.  


El cambio climático y el calentamiento global aumentan la necesidad de obtener agua del subsuelo por medio de pozos profundos. Y es que el arsénico que se encuentra en los sedimentos de la tierra está queda en contacto con el agua que sale tras las excavaciones, por lo que al usar esta agua supuestamente potable para beber, para el uso doméstico, el riego de cultivos y la piscicultura termina por dañar a la población de Bangladesh.


“No fue un problema cuando la gente bebe agua de la superficie, porque esta agua está en comunicación con el oxígeno de la atmósfera y eso hace que el arsénico sea insoluble y lo elimina del agua. Pero el agua de los pozos profundos no se comunica tan bien con el oxígeno de la atmósfera. Y es por eso que darle a la gente acceso a estos pozos de aguas profundas se ha convertido en una crisis de salud pública”

-Dr. Seth Frisbie, Químico de la Universidad de Norwich 


Los orígenes de la crisis por el agua contaminada a causa del arsénico comenzó en la década de 1970, pero no fue hasta el año 1993 que este país de Asía del sur vivió su peor envenenamiento masivo debido al arsénico


Aunado a esta situación, Bangladesh también se ha convertido en uno de los países más contaminados del mundo a causa de los combustibles fósiles que intoxican el aire, por lo que, tanto el aire contaminado, como el agua prácticamente envenenada está enfermando y elevando la mortalidad de los habitantes de este país. Un llamado alarmante de atención por la afectación de millones de vidas humanas ante tres derechos humanos fundamentales, el acceso al líquido vital, el aire limpio y la salud digna.


Por Ilse Roldán

@ilyrockmx

bottom of page