top of page

Cráneos alargados y colmillos modificados afilados encontrados en México

Un equipo de arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México anunció el descubrimiento de cráneos alargados y colmillos modificados afilados en la zona arqueológica de Tlapacoya, ubicada en el estado de México.


Los hallazgos, que datan de la época preclásica, sugieren que los antiguos habitantes de Tlapacoya practicaban una serie de modificaciones corporales, incluidas la deformación craneal y el afilado de los colmillos.



La deformación craneal es una práctica que se ha documentado en muchas culturas antiguas de todo el mundo. Se cree que se realizaba por razones estéticas, religiosas o sociales. En el caso de Tlapacoya, los cráneos alargados se encontraron en un entierro de un hombre adulto. El cráneo tenía una forma ovalada y alargada, con una longitud de 23 centímetros.


Los colmillos modificados afilados también son una práctica poco común que se ha documentado en algunas culturas antiguas. En el caso de Tlapacoya, los colmillos modificados se encontraron en un entierro de un hombre adulto. Los colmillos habían sido afilados por medio de la extracción de la pulpa dental y la aplicación de una técnica de tallado.


Los arqueólogos creen que los cráneos alargados y los colmillos modificados afilados de Tlapacoya son un testimonio de la complejidad cultural de esta antigua civilización. Los hallazgos sugieren que los habitantes de Tlapacoya eran un pueblo sofisticado que practicaba una serie de rituales y tradiciones únicas.


Los hallazgos de Tlapacoya están siendo estudiados por un equipo de arqueólogos del INAH. Los investigadores esperan que los hallazgos puedan arrojar más luz sobre la cultura y las prácticas de los antiguos habitantes de esta importante zona arqueológica.

bottom of page