top of page

Contacto con humanoides en el Río Tajo (1958)

Martín (apellido anónimo) era un jornalero que trabajaba junto al Río Tajo, al lado de este cuerpo de agua, el más largo de la de la península ibérica, plantaba algodón, tabaco, pimientos, además criaba a su ganado, por lo que estaba acostumbrado a pastar a sus animales cuando caía el atardecer.


Una tarde de la primavera de 1958, Martín se encontraba juntando a todos sus animales para regresar a casa, cuando un extraño zumbido dejo a su ganada y a el ensordecidos, mientras que al mirar hacia arriba observó a unos 3 metros de altura un artefacto circular con dos seres dentro, los cuales parecían manejar aquella máquina con una especie de volante.



"Tenían la tez grisácea, ojos grandes, ovalados, hundidos y como sin vida; la cabeza era de tamaño normal, como la de cualquier persona; las orejas puntiagudas, los labios gruesos y la nariz era muy pequeña, mientras que las manos contaban con cuatro dedos muy delgados y largos"

-Martín


De acuerdo con el testimonio de Martín ver a estas criaturas humanoides lo dejó completamente absorto, tanto que entró en una especie de trance, mediante el cual, estos se comunicaron mentalmente con él, informándole que tenía que ir con ellos, por lo que Martín comenzó una lucha mental con ellos en la que les dijo que no quería marcharse e intentó sacarlos de su mente y terminar dicha conversación. Fue entonces que la nave de estos seres humanoides salió disparada hacia el cielo a gran velocidad y se perdieron.


Martín ha tenido diversas crisis de pánico derivadas sólo de recordar este extraño encuentro, ha llegado hasta el servicio de urgencias de hospitales pensando en aquel suceso, por lo que por salud y para no revivir el hecho, prefiere mantenerse siempre bajo anonimato.


Lo interesante de este caso es que sucedió en una época en la que la televisión o las películas, no eran tan accesibles y mucho menos en aquella zona tan remota, por l o que es más difícil que el testigo pudiera haber visto imágenes de cómo eran las supuestas naves extraterrestres, o tener una idea de lo que se contaba sobre estos seres el al año 1958.


Por Ilse Roldán

@ilyrockmx

Comments


bottom of page