top of page

Alarmantes problemas de contaminación plástica y cómo reducirla.

El plástico es un material muy utilizado en el mundo. Sin embargo es uno de los mayores contaminantes y "se encuentra hasta en  los lugares más remotos de nuestro planeta", afirma Agustina Besada, emprendedora social, exploradora de National Geographic y cofundadora de Unplastify.

Plastico en el mar

Basada también mencionó a National Geographic que si bien es imposible en la actualidad eliminar el consumo del plástico, este puede reducirse considerablemente. Muchos de los productos que usamos durante unos minutos o incluso segundos tardan cientos de años en descomponerse, son los que debemos de tratar de reducir. La clave está en reducir todos esos artículos descartables porque está demostrado que el problema viene por el consumo desmedido del mismo. 


Es importante evaluar el tipo de plástico que se usa para evitar más contaminación debido a que existen varios plásticos que son indestructibles y que no son biodegradables. Según un comunicado de prensa del 2022 de la empresa Julio sin Plásticos, existen materiales plásticos que afectan a comunidades en todo el mundo. A pesar de que se han realizado múltiples campañas en todo el mundo por diferentes organizaciones existen desechos plásticos en todos lados del mundo desde los océanos profundos hasta el monte Everest. 


Este problema no solo afecta el medio ambiente sino también afecta nuestros cuerpos porque estudios recientes demuestran que ya incluso se encuentran residuos plásticos en las placentas de bebés que están por nacer. Hay estudios que demuestran que en Ciudad de México las personas están inhalando casi 1,000 piezas de micro plásticos al año. Y en el mundo, a través del consumo de pescado y mariscos, se ingieren tal vez 10 mil piezas de micro plástico anualmente. 


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indicó que para el 2060 el consumo de plástico se triplicará y se estima que dos tercios de estos residuos vengan de artículos de baja duración, como empaques, productos de bajo costo y textiles. Por lo cual es de suma importancia bajar el consumo de este tipo de plásticos. Existen varias opciones para reducir este problema, sin embargo sigue sin ser posible erradicarlo por el tipo de vida que socialmente se lleva.


Estos plásticos desechables vienen desde una envoltura de chocolate, que su uso es más instantáneo, hasta las botellas de shampoo, que pueden ser un poco más duraderos, pero que al final son descartados. Sin embargo se pueden optar por alternativas como comprar productos a granel, usar champú sólido o llevar bolsas de tela reutilizables al momento de hacer las compras. Son cambios chicos que sin duda ayudan al medio ambiente más de lo que uno puede imaginar. 


Tomar conciencia sobre estos pequeños actos puede tener un impacto positivo a largo plazo, que si todos nos comprometemos se puede reducir considerablemente los desperdicios plásticos. Cada uno de nosotros consume una media de 45 kilogramos de plástico al año. El 42% del volumen total es desechable. Casi la mitad del plástico que utilizamos es de un solo uso y no nos damos cuenta porque lo usamos y lo tiramos, pero es mucho. Utilizar estas estrategias y sugerencias puede reducir una cantidad importante de plástico cada año, y más si consideramos medidas que se extiendan a nuestras comunidades locales.

Comentários


bottom of page